Category Archives: Documentos

Triple Representatividad

Avances o retrocesos, todo depende del cristal con que se mira. Para nuestro entender las relaciones de producción actuales responden a los principios del capitalismo o modo de producción capitalista, en el mismo los propietarios de los medios de producción son El partido o los miembros del partido y los trabajadores los que desarrollan la producción.

“Triple representatividad” es el manifiesto del PCCh en el nuevo siglo

. Frente a los profundos cambios que han tenido lugar en los ámbitos doméstico e internacional, se impone llevar a la práctica de forma consecuente los principios de la “triple representatividad”. Al hacerlo, nuestro Partido se mantendrá en sintonía con las corrientes progresistas mundiales, aglutinará a todas las etnias del país y conducirá al pueblo en el aprovechamiento de las oportunidades y el enfrentameinto a los desafíos, cumpliendo satisfactoriamente con estas tres grandes tareas históricas.
Los principios son los siguientes:
” El PCCh debe ser fiel representante de las demandas que plantea el desarrollo de las fuerzas productivas sociales avanzadas de China, del rumbo que ha de tomar su cultura avanzada y de los intereses fundamentales de sus masas populares más amplias),
“Triple representatividad” es el manifiesto del PCCh en el nuevo siglo
En un programa noticioso, transmitido en fecha reciente por la Televisión Central, se destacó el pensamiento de la “triple representatividad”, considerando que en menos de dos años el mismo se ha convertido en el manifiesto del Partido Comunista de China (PCCh), el mayor partido gobernante del mundo, frente al nuevo siglo, que guía a la acción hacia la gran revitalización de la nación china.
El reportaje cita el mensaje del Secretario General del Comité Central del PCCh Jiang Zemin: “Al pasar revista a la trayectoria de la lucha y las experiencias básicas obtenidas durante 80 años y mirar en perspectiva a las arduas tareas y el brillante porvenir que depara el nuevo siglo, nuestro Partido debe continuar a la altura de los tiempos y dirigir al pueblo en marcha victoriosa. Es decir, el PCCh debe ser fiel representante de las demandas que planeta el desarrollo de las fuerzas productivas sociales avanzadas de China, del rumbo que ha de tomar su cultura avanzada y de los intereses fundamentales de sus masas populares más amplias”.
Según el reportaje, desde las orillas del río Helongjiang cubiertas por la nieve en el norte hasta los bosques de cocoteros siempre verdes en el sur, y desde las aldeas pesqueras junto a las aguas verdes de la provincia de Shandong en el este hasta la elevada meseta Qinghai-Tíbet en el oeste, millones de cuadros dirigentes del Partido han entrado en las grandes y pequeñas fábricas y minas, barrios residenciales y aldeas. Aunque muchos de ellos, más acostumbrados al trabajo intelectual, vieron sus manos cubiertas de ampollas por el roce de las herramientas de labor, al final se granjearon la simpatía sincera de las masas. El pensamiento de la “triple representatividad” es una bandera que flamea en el corazón de miles de chinos.
Zheng Keyang, subdirector de la Sociedad de Estudios de la Construcción del Partido, comentó que el trascendente pensamiento de la “triple representatividad” es un manifiesto político solemne del Partido frente al nuevo siglo. El mismo se erigirá en el siglo XXI, en medio de oportunidades y desafíos, con una postura y fisonomía apegadas al pensamiento de la “triple representatividad”.
Desde que se inició el proceso de la reforma y apertura, el tren de la economía china, tras 20 años de marcha acelerada, mantiene su empuje. La sociedad se estabiliza y el pueblo vive feliz y trabaja en paz. En una época marcada por la prosperidad, la dirección colectiva de tercera generación del Partido, con el camarada Jiang Zemin a la cabeza, mantiene su claridad de pensamiento.
El 1º de enero de 1999, en su discurso pronunciado en el cursillo financiero de la Escuela Central del Partido para los dirigentes de nivel provincial y ministerial, Jiang señaló: la posición gobernante de nuestro Partido no cayó del cielo, sino que se derivó de su amplia cantera de miembros de vanguardia y la prolongada lucha, haciendo enormes sacrificios por la patria y el pueblo, protagonizando ingentes hazañas. Por eso el pueblo tiene plena confianza en nosotros y nos apoya. Si no somos capaces de superarnos constantemente mediante el estudio y la práctica, quedaremos a la zaga de la época y correremos el peligro de perder la capacidad gobernante y la confianza y el apoyo del pueblo. Y conste que no se trata de mero alarmismo.
En 2000 un artículo publicado en Xuexi Shibao (periódico de estudios) generó gran atención de diversos círculos sociales. Bajo el título: “Esplendor del Sol Poniente” el mismo resulta atractivo no sólo porque constituye una alarma, al pasar revista a la historia de la prosperidad a la decadencia en la nación china, sino porque el Secretario General del Partido Jiang Zemin incluyó varias palabras al comienzo del artículo luego de que se pueblicara en forma de libro, a saber: “En los últimos años del reinado Qianlong (finales del siglo XVIII), el volumen económico total de China ocupó el primer lugar en el mundo y la población era el tercio del total mundial, y precisamente en este período tuvo lugar en Occidente la revolución industrial, lo que impulsó el desarrollo acelerado de la ciencia y la tecnología y la fuerza productiva. Sin embargo, los gobernantes de la dinastía Qing, en vez de percibir los cambios colosales del mundo, se encerraron en sí mismos, haciendo que el país, en un corto lapso de cien años, quedara tremendamente rezagado con respecto a los países occidentales, incapaz de enfrentar sus sólidos navíos y mortífera artillería. Esta es una lección que se debe recordar por siempre.
Xu Weixin, redactor jefe de Xuexi Shibao de la Escuela Central del Partido, al recibir la entrevista del periodista, expresó: Según mi entendimiento, el pensamiento de la “triple representatividad”, formulado por el Secretario General, parte de asimilar el dinamismo del desarrollo histórico. En la misma se reconoce a plenitud la cualidad y estilo de la teoría de avanzar a la altura de los tiempos, según creación de nuestro Partido, así como su visión histórica y estratégica de avanzada a largo plazo.
En la primavera de 2000, el liderazgo colectivo del Partido con el camarada Jiang Zemin a la cabeza reflexionó sobre el porvenir de China y el mundo en el nuevo siglo. Jiang Zemin, al ofrecer una visión retrospectiva de las experiencias y lecciones obtenidas en la modernización socialista y la construcción del Partido durante los últimos años, planteó la puesta en práctica de varias investigaciones y estudios referentes a los intereses generales y la característica estratégica de la construcción del Partido. Antes y después de su decisión, estudió numerosas obras marxistas, desde el Manifiesto del Partido Comunista, El capital hasta las teorías de Deng Xiaoping y realizó investigaciones especiales sobre los problemas del partido gobernante y los cambios colosales de Europa Oriental. Además planteó sucesivamente veinte temas para que los departamentos pertinentes llevaran adelante profundas investigaciones y estudios, mientras que él mismo se presentó en repetidas veces en entidades de base para ejecutar dichos trabajos. El 25 de febrero de 2000 por la tarde, Jiang Zemin pronunció un discurso importante en el foro sobre el trabajo de construcción del Partido en Guangzhou, donde formuló de manera completa el pensamiento trascendental de la “triple representatividad”.
Wang Xiangming, profesor de la Universidad del Pueblo Chino, opinó: El pensamiento de la “triple representatividad” es una gran innovación del marxismo con respecto al avance a la altura del tiempo. No sólo se trata de un resumen de la historia, sino también de un pensamiento guía para el desarrollo futuro.
Echando una mirada retrospectiva al pasado, bajo la dirección del PCCh, el pueblo chino ya posee un país socialista floreciente. Sobre todo en la pasada década, durante la cual la sociedad china entró en una etapa de vida modestamente holgada, la diversificación de los elementos económicos y los intereses materiales del país provocó la diversificación del concepto ideológico y de valor. En aras de cohesionar la fuerza de 1.300 millones de personas, el PCCh debe avanzar a la altura de los tiempos, abrir caminos y hacer innovaciones. Sin duda alguna, el pensamiento de la “triple representatividad” es precisamente la bandera ideológica más viva para asumir esta gran causa. La configuración mundial actual está experimentando profundos cambios. Para ponerse en sintonía con la época y materializar la gran revitalización de la nación china, es menester disponer de una guía de acción que pueda enfrentar la actual situación complicada. En este sentido, el pensamiento de la “triple representatividad” desempeña el papel de un faro brillante que guía a la nación china en su camino de renacimiento.
El pensamiento de la “triple representatividad” nace de la práctica de la revolución y construcción socialista de China. A la vez que hereda el pensamiento de Mao Zedong y la teoría de Deng Xiaoping, alcanza el nuevo estado ideal marxista y lleva a la práctica el tercer salto que combina el marxismo con la realidad de China.
En su conclusión, el reportaje afirma que la publicación del Manifiesto del Partido Comunista, demostró en su momento como el socialismo, en medio de una época cambiante, efectuó el tránsito de débil espectro utópico a la corporización de un ente científico, y de la teoría a la práctica. La historia demostrará asimismo cómo el pensamiento de la “triple representatividad” dirigirá a todo el Partido y pueblo chinos en la revitalización de la nación china.
Copyright © 2001 China Internet Information Center All Rights Reserved